Memorias vecinales: Loreto Söhrens

La vecina del barrio Loreto Söhrens comparte hoy con nosotros sus memorias personales sobre el Barrio Suárez Mujica. ¡Agradecemos este bello aporte a la memoria colectiva barrial!

 

Memorias del Barrio Suárez Mujica

por Loreto Söhrens Pendola

1900 – 1930 (Periodo histórico)

El 5 de junio de 1896 Roberto Suárez Mujica compra la chacra Lo Encalada a Alfredo Echaurren Valero, según consta en un cuaderno con datos del Conservador de Bienes Raíces, transcrito por mi tío abuelo Enrique Pendola Demartini. Luego, Roberto Suarez Mujica parcela la Chacra Lo Encalada y vende los terrenos; Don Aníbal del Solar Palma compra uno de ellos en 1933. Un tiempo después lotea y vende los sitios del llamado “Barrio Residencial Estadio Nacional”.

1930 – 1950 (Periodo de los abuelos)

Mi papá nació en la calle Elías de la Cruz en 1933. Ahí creció junto a sus hermanos y conoció a los amigos de toda la vida. Es el barrio de la Plaza Enrique Bunster, llamada coloquialmente “Plaza de los Aburridos” (J .M. Infante con Av. José Domingo Cañas). Él cuenta que le dicen así porque cuando los jóvenes del sector no tenían nada que hacer, se dirigían a la plaza a encontrarse con alguien, pasar el tedio y conversar un rato.

Mi mamá recuerda que venía con su Nonna a la parcela de la familia que estaba ubicada donde hoy se encuentra la Iglesia San Bruno. Venían habitualmente a buscar frutas y verduras. Después, en 1947, mi bisabuela se viene a vivir al barrio a la calle Canónigo Madariaga, casa que compra con un crédito del Banco Italiano. En esa época las calles eran de tierra: recién en 1957 se paga la pavimentación a la Dirección de Pavimentación Urbana.

En esos años, Ñuñoa se estaba poblando por gran cantidad de inmigrantes, en su gran mayoría italianos, alemanes y franceses; también muchos descendientes de judíos y árabes. Cabe destacar que muchos de los descendientes de dichas familias aún viven y vivimos en el barrio.

En 1950, mi Nonno Juan Benito Pendola comienza a construir la casa ubicada en Av. Grecia 1996, la cual fue construida bajo norma asísmica con un control sumamente estricto por parte de la Municipalidad. Mi Nonno contaba que los inspectores municipales visitaban la obra 1 o 2 veces por semana y revisaban la dosificación y la cantidad de mezcla, la enfierradura, el modo constructivo. Todo tenía que estar bajo norma.

ls_04

Construcción de la casa familiar en Av. Grecia 1996. Autor: Juan Pendola Demartini, 1950. Gentileza Loreto Söhrens Pendola.

La Avenida José Domingo Cañas tenía adoquines y aún los tiene, solo que debajo del asfalto.

1950 – 1970 (Periodo de consolidación)  

Mis Nonnos se trasladan desde el sector de la Plaza Guillermo Franke en la calle Julio Prado a la casa recién construida en Av. Grecia con Av. Campos de Deporte para estar más cerca del resto de la familia. Es aquí donde mi mamá hace gran cantidad de amigos y se conoce con mi papá. Todos mis tíos de padre y madre se casaron con gente del barrio y muchos de sus amigos también. Actualmente, una de mis primas vive con sus hijos en el Barrio.

Mis primeros recuerdos se encuentran después de 1962, año en que nací, jugando en mi casa con mis vecinos, o en la de ellos. Salíamos a recorrer el barrio, jugando a saltar los canales de regadío de los árboles o andando en bicicleta cuando había partido en el Estadio Nacional. Esto se podía hacer sin peligro, pues cerraban Av. Campos de Deportes.

Recuerdo ir a ver a mi Nonna María (bisabuela materna), quien vivía a dos cuadras de mi casa. Recuerdo que en esos años las rejas de las casa se mantenían sin llave, se podía entrar libremente, solo se cerraban con llave en la noche.

La actividad en las calles era poca. La vida se llevaba al interior de las casa, los patios en general eran grandes, los niños nos relacionábamos con los hijos de los vecinos, se jugaba poco en las en las calles, solo salir en bicicleta para los partidos de futbol.

ls_02

Hermanos Söhrens Pendola frente a la casa de sus abuelos. En el frontis del Estadio se ve el reloj que tenía antes de que fuera reemplazado por el escudo nacional en los años ’80. Autor: Guillermo Söhrens Alvarado, 1967. Gentileza de Loreto Söhrens Pendola.

Con respecto a los colegios, muchos fuimos a colegios fuera del sector. En realidad no eran los colegios los que nos unía, ya que en el barrio existía el colegio Suizo, solo para suizos en ese momento, y con contadas excepciones de otras nacionalidades. Recién se abrió a la comunidad por el año 2000. El Liceo 7 de hombres en calle Carmen Covarrubias con Av. Irarrázaval, un colegio chico en la calle Monseñor Izaguirre, y 2 colegios religiosos próximos al barrio, donde iban algunos niños del sector.

Nuestros padres conocían a los dueños de prácticamente todas las casas cercanas y había colaboración mutua y fraternidad. Recuerdo de niña cuando venían de la casa de Don Alejandro Hales a sacar hojas de parra a nuestro parrón para cocinar. Nosotros también le pedíamos la caretilla a la Sra. Victoria Kattan vda. de Hirmas, vecina del lado oriente de la casa.

Mis padres hacían asados con sus amigos en el patio de la casa. Muchos de ellos vivían en el sector y en esas reuniones fuimos los hijos conociendo a más niños del barrio.

Con respecto al comercio y locales, había más que ahora. También había pequeñas fábricas como laboratorios. Algunos de los que recuerdo son: en la esquina nororiente de Irarrázaval con Antonio Varas había una fábrica de hielo y leñaría, al frente con Campos de Deportes en plena esquina la Farmacia Larco y al lado el Lavaseco Lutecia, que aún existe. Bajando por Av. Irarrázaval 1951, donde hoy está la sala de bailes Golden Music, estaban la distribuidora de pollos King y antes los Baños Turcos.

En el barrio también había fábricas, como la de plásticos Shyf en Dublé Almeyda, los algodones Beta en Av. Irarrázaval 1115, creo que funciona aún. Un muy buen dato del barrio eran las hermanas de las tortas de Pompadur, en calle Aníbal Aracena, lugar que aún existe, ahora con la conducción de un sobrino nieto de la original dueña y creadora del negocio.

En Campos de Deportes con Av. Grecia estaba la Quinta de Recreo La Huifa, luego lugar para bailar Tango y hoy Restaurant Chino. La fuente de soda del Griego (el dueño era griego) en Av. Grecia 1922 casi con Carmen Covarrubias; hoy en ese lugar está un servicio técnico de máquinas de coser, que a su vez antes estaba en Av. Irarrázaval mas menos a la misma altura.

En Av. Grecia 1910 con Carmen Covarrubias había un negocio de abarrotes de un vecino de origen italiano.

En general había buena relación con los comerciantes, bastante cercana, muy parecida a la que existe hoy con al menos los almacenes de barrio que aún subsisten.

En Covarrubias con Suárez Mujica por mucho tiempo existió una Peluquería. Luego, una “Polla Gol” y un local de venta de abarrotes de Don Mario León, hoy fallecido. En su lugar hoy existe un negocio de sushi. En el mismo edificio vivía la señora Mariana, costurera de alta costura, quien le hacía la ropa a las señoras del barrio.

1970 – 1990 (Periodo Unidad Popular y Dictadura)

En este periodo me acuerdo de la caravana de camiones por Av. Grecia celebrando la nacionalización del cobre y a los mineros regalando laminitas de cobre. En general, el barrio fue bastante tranquilo hasta septiembre de 1973.

ls_01

Discóbolo en su posición original frente al Estadio (izquierda). Autor: Loreto Söhrens Pendola, 1981. Gentileza de Loreto Söhrens Pendola.

En ese entonces el Estadio Nacional fue centro de detención. Según recuerdo, hasta noviembre de ese mismo año -yo tenía 11 años en esa época y vivía frente al estadio- la gente se instalaba a esperar si soltaban a sus familiares en los grandes antejardines de las casas próximas a Av. Campos de Deportes. En algunas ocasiones las personas corrían hacia las puertas del Estadio cuando creían que liberarían a sus familiares detenidos. En una de esas oportunidades liberaron al papá de una amiga y vecina que vivía en Campos de Deportes. Un vecino lo vio y avisó que venía en el grupo que iban a liberas; fue emocionante el encuentro con su hija.

Por las noches se sentían ráfagas de ametralladoras y una noche movimiento de tanques por Av. Grecia, los que destrozaron el pavimento. También en algunas oportunidades los militares se acercaban a la puerta y tiraban ráfagas de ametralladora al aire para intimidar a las personas que esperaban por noticias de los suyos.

Después en el barrio todo siguió bastante tranquilo hasta que la familia Grau (dueños de prefabricados Grau) vendieron su casa, ubicada en campos de Deportes 817, a la Colonia Dignidad.

Los alemanes empezaron a poner tapa vistas por todos los sectores de la casa. Luego, por las noches, en pleno toque de queda, sacaban por meses camiones repletos de tierra. Los camiones destruyeron el bandejón central, hoy aún se puede notar. Nunca se supo que estarían haciendo, pues la casa tenía piscina. Muchos suponíamos que túneles, lo que al parecer es cierto según han dicho a vecinos las personas de la empresa que hoy ocupa la casa.

La vida con los amigos del barrio fue bastante entretenida, ya que dada la cercanía de las casas nos veíamos prácticamente todos los días.

En los años ochenta comenzó a nacer la nueva generación. Mis tres hijos nacieron en la Clínica Grecia ubicada en Crescente Errázuriz 1875 con Carmen Covarrubias.

1990 – 2015 (periodo de recambio)

En este periodo nos cambiamos con mi familia; esposo e hijos a la casa de mi bisabuela en el mismo sector. Nuestros hijos conocieron muchos de sus amigos en el barrio y con otros desde fuera y con sus primos jugaban pichangas en la calle. Nunca recibimos un reclamo y la bulla que producían era mucha, solo amabilidad de buenos vecinos. La mayoría es gente conocida de toda la vida. Este es un barrio al que en general han llegado pocas familias nuevas. Muchas veces la casa cambia de personas pero no de familia.

ls_03

Primos en la casa de sus nonos (quinta generación en el barrio). Autor: Loreto Söhrens Pendola, 1990. Gentileza de Loreto Söhrens Pendola.

El comercio en esta etapa sigue siendo importante, de fácil llegada a comprar caminando por el barrio. Uno importante es el de Av. José Domingo Cañas y Campos de Deporte, el “Marichen”, hoy Mariluz, donde trabaja “Lucho” que lleva los pedidos a la casa o atiende con la dueña con mucha amabilidad.

Al lado del restaurant peruano de Carmen Covarrubias y Crescente Errázuriz está el negocio de Marcos, un punto de encuentro de vecinos. En él conversas, convives, te enteras de las noticias del barrio, junto con comprar el pan fresco que trae su locatario desde la Panadería las Rías de Plaza Zañartu, muy buen pan.

Desaparecida está la amasandería “Dalí” en Crescente Errázuríz con Monseñor Eyzaguirre, atendida por sus dueños, dos señores mayores muy amables. En el interior, un autorretrato de Salvador Dalí y su hijo que vendía bajo el mesón discos de música rock. Hoy hay un gimnasio.

Este es un barrio gratamente caminable, en donde la vida de barrio y relación con los vecinos ha permanecido raramente igual por décadas. Mis hijos han vivido una vida de barrio muy similar a la que vivieron mis padres o la de mi esposo o mía.

Lo que asusta es la llegada de las inmobiliarias y por ende la destrucción de la vida de barrio y de la historia del país, ya que en este barrio han vivido y viven personas notables de la historia de Chile, tales como el Cardenal Raúl Silva Henríquez en calle los Pescadores N° 2260, Don Alejandro Hales Jamarne, Ministro de Minería del Gobierno del Presidente Eduardo Frei Montalva, la Sra. Guacolda Antoine Lanzzerini, matemática (aún viva con más 106 años).

Muchos prestigios médicos, empresarios, actores, actrices, artistas, cineastas, historiadores, geógrafos, escritores, políticos y otros.

Cuando uno vive en este sector se da cuenta de que está todo aquí. La vida de barrio convive aún con la modernidad, pero eso puede cambiar de forma radical con la llegada de grandes edificios, oficinas empresas invasivas, que no conviven con el barrio, solo lo ocupan y destruyen. Como la que corto una araucaria centenaria porque ensuciaba en Carmen Covarrubias con Crescente Errázuriz

La llegada de familias jóvenes ha vitalizado el barrio, con niños pequeños que juegan y ríen cuando llegan caminando luego de la jornada escolar, lo que es agradable y tranquilizador, ya que una casa que se ocupa con familia, es una casa con vida y una menos para las inmobiliarias.

Anuncios

Barrio Suárez Mujica en revista “Vivienda y Decoración”

 

 

En su edición del sábado 31 de mayo del 2014, la revista suplemento de El Mercurio “Vivienda y Decoración” publica un amplio reportaje sobre el Estadio Nacional, hito de Ñuñoa y del barrio Suárez Mujica.

En la primera página del reportaje se lee: “La construcción de Av. Campos de Deporte  y del barrio Suárez Mujica, hacia el norte del Nacional, son signos claros de la decisión del Estado de extender la ciudad y consolidar Ñuñoa”, dice Valentina Rozas, arquitecta y autora del libro “Ni tan elefante, ni tan blanco”, que relata la historia del emblemático estadio.

VD Reportaje Estadio Nacional

Barrio Suárez Mujica en 4 momentos

Nuestro barrio nace a comienzos del siglo XX en lo que fueron propiedades rurales de grandes empresarios y agricultores de la época, tales como José Domingo Cañas, Manuel Blanco Encalada y Críspulo Mujica, entre otros. A continuación, 4 momentos satelitales del barrio*.

c. 1943

1943. Foto aérea. Fuente: desconocida.

1943. Foto aérea. Fuente: desconocida.

En este periodo podemos distinguir al Estadio Nacional, al trazado de la Avenida Grecia hasta Pedro de Valdivia y las calles en sentido oriente-poniente que comienzan a consolidarse. El sentido norte-sur del barrio sigue siendo fragmentado, aunque se ve claramente poblado el sector sur de la avenida Campos de Deportes y el área al norte de Crescente Errázuriz. Si bien el barrio ya comienza a adquirir su forma definitiva, todavía existen terrenos no urbanizados disgregados en distintos puntos del barrio.

1955

1955. Foto aérea. Fuente: Biblioteca Lo Contador, Escuela de Arquitectura UC.

1955. Foto aérea. Fuente: Biblioteca Lo Contador, Escuela de Arquitectura UC.

Ya en 1955 el barrio se encuentra poblado casi en su totalidad. La diagonal República de Israel finalmente conecta las avenidas Irarrázaval y Grecia; se construyen los edificios de la Caja de Empleados Particulares (o “edificios rojos de Salvador con Grecia”); se termina el trazado de la avenida Eduardo Castillo Velasco; se urbaniza el entorno del Estadio Nacional. Todavía se aprecia el gran paño vacío que luego se convertirá en distintas villas emblemáticas de Ñuñoa.

1980

1980. Foto aérea. Fuente: Servicio Aerofotogramétrico de Chile (SAF).

1980. Foto aérea. Fuente: Servicio Aerofotogramétrico de Chile (SAF).

Ya se encuentran construidas las villas Olímpica, Salvador Cruz Gana y Canadá, al sur de la avenida Grecia. El barrio se consolida en su trazado urbano y en sus edificaciones.

2013

2013. Foto aérea. Fuente: Google Earth.

2013. Foto aérea. Fuente: Google Earth.

El barrio en la actualidad. Al norte de José Domingo Cañas se aprecia la construcción no muy favorable de edificios de más de 15 pisos, los cuales no aportan a la arquitectura del barrio al destruir el grano tradicional construido por décadas de urbanización paulatina y generan externalidades negativas a las casas patrimoniales, como pueden ser problemas de asoleamiento, de dotación de servicios y de privacidad para sus residentes.

*Las fotos satelitales fueron extraídas de la investigación: “SANTIAGO 1910. CONSTRUCCIÓN PLANIMÉTRICA DE LA CIUDAD PRE-MODERNA. TRANSCRIPCIONES ENTRE EL FENÓMENO DE LA CIUDAD FÍSICA DADA Y LA CIUDAD REPRESENTADA”, dirigida por el arquitecto José Rosas Vera.

http://ri.conicyt.cl/575/article-30311.html

75 años del Estadio Nacional

Cuando el barrio Suárez Mujica aún no estaba bien definido y se seguían trazando nuevas calles en su interior, una construcción sorprendente para la época le daría un lugar en la ciudad, transformando este suburbio semi-rural de la década de 1930 en un barrio de cara al futuro. Se trata del Estadio Nacional, una imponente obra modernista diseñada por los arquitectos Alberto Comatches, Aníbal Fuentealba y Ricardo Müller, ganadores  del concurso público hecho en 1937, y que abrió sus puertas el 3 de diciembre de 1938 bajo el gobierno de Arturo Alessandri.

c. 1943. Estadio Nacional. Fuente: Cuatro Siglos de la Historia de Santiago.

c. 1943. Estadio Nacional. Fuente: Cuatro Siglos de la Historia de Santiago.

c. 1962. Pedro de Valdivia llegando a Grecia. Fuente: Villa de Ñuñoa, 1962. I. Municipalidad de Ñuñoa.

c. 1962. Pedro de Valdivia llegando a Grecia. Fuente: Villa de Ñuñoa, 1962. I. Municipalidad de Ñuñoa. En primer plano, la reja medianera del Estadio. En segundo plano, el barrio Suárez Mujica. Al fondo, el cerro San Cristóbal.

El Estadio fue escenario de múltiples jornadas deportivas –entre las más memorables se encuentra el mundial de 1962-, musicales, ciudadanas y culturales. Pero también fue el escenario de detenciones y torturas durante la dictadura de 1973, siendo ésta una de las razones por la cual fue declarado Monumento Histórico el año 2003. Es, sin duda, uno de los grandes hitos arquitectónicos del Santiago del siglo XX, y parte indisoluble del barrio Suárez Mujica.

c. 1962. Estadio Nacional. Fuente: Villa de Ñuñoa. 1962. I. Municipalidad de Ñuñoa. A la izquierda de la fotografía se ve parte de la Avenida Campo de Deportes y algunas casas, la mayoría ún conservadas.

c. 1962. Estadio Nacional. Fuente: Villa de Ñuñoa. 1962. I. Municipalidad de Ñuñoa. A la izquierda de la fotografía se ve parte de la Avenida Campo de Deportes y algunas casas, la mayoría ún conservadas.

c. 1962. Vista aérea del estadio hacia el norte. Fuente: Villa de Ñuñoa, 1962. I. Municipalidad de Ñuñoa.

c. 1962. Vista aérea del estadio hacia el norte. Fuente: Villa de Ñuñoa, 1962. I. Municipalidad de Ñuñoa.

EL barrio fue creciendo junto con el Estadio y la enorme construcción sirvió de referente para muchos arquitectos que se inspiraron en sus líneas simples y modernas, plasmando en el diseño de sus casas los conceptos más recientes de arquitectura internacional, pero sin dejar de lado completamente la tradición chilena. Es interesante poder encontrar en el barrio casas volumétricas y sencillas con postigos similares a los de una antigua casa de campo, o casas de estilo francés depuradas y simplificadas. Este periodo de transición, que se ubica entre los estilos y la modernidad, se ve reflejado en numerosas casas del barrio, por lo que es nuestra responsabilidad cuidarlas y mantenerlas vivas para que las próximas generaciones puedan apreciar la forma de vida y los conceptos que se iban aplicando a la arquitectura y a los barrios a mediados del siglo XX.

c. 1943. José Domingo Cañas N° 834 (demolida). Fuente: Cuatro Siglos de la Historia de Santiago. Obra del arquitecto Juan Rau S., de volúmenes puros y simples, similares a los del Estadio.

c. 1943. José Domingo Cañas N° 834 (demolida). Fuente: Cuatro Siglos de la Historia de Santiago.
Obra del arquitecto Juan Rau S., de volúmenes puros y simples, similares a los del Estadio.

c. 1943. Av. Nueva Ñuñoa N°698 (actual Rep. de Israel). Fuente: Cuatro Siglos de la Historia de Santiago. También del arquitecto Juan Rau S. Esta casa todavía sobrevive en la esquina de Rep. de Israel con Suárez Mujica, con modificaciones en su balcón del segundo piso y en su fachada oriente que no fueron muy respetuosas con el diseño original.

c. 1943. Av. Nueva Ñuñoa N°698 (actual Rep. de Israel). Fuente: Cuatro Siglos de la Historia de Santiago. También del arquitecto Juan Rau S. Esta casa todavía sobrevive en la esquina de Rep. de Israel con Suárez Mujica, con modificaciones en su balcón del segundo piso y en su fachada oriente que no fueron muy respetuosas con el diseño original.

Este texto fue elaborado con información del documento web: http://arquitectura.mop.cl/centrodocumental/Documents/estadio%20nacional_bajo.pdf, con textos de José Piga.

Urbanizaciones del barrio durante el siglo XX

En la tesis para optar al título de arquitecto UC de Margarita de Murtinho y de Berta Errázuriz (Vivienda y urbanización de Ñuñoa en el siglo XX : 2 proyectos de renovación del tejido originario, 1987), encontramos un listado con las urbanizaciones del barrio Suárez Mujica durante el siglo XX. Esperamos complementar esta información en el futuro.

Urbanizaciones durante el siglo XX. Elaboración: Andrés Morales Zambra

1895 – Pob. Cañas:

Límites: Irarrázaval, P. de Valdivia, J. D. Cañas, C. Covarrubias.

N° de sitios: —-

 

1915-1923 – Pob. Lo Cañas:

Límites: Fernández Concha, C. Errázuriz, P. de Valdivia, Irarrázaval.

N° de sitios: —-

 

1925-1927 – Pob. Fernández:

Límites: Pasaje Irarrázaval sur, entre C. Covarrubias y C. de Deportes.

N° de sitios: 18 lotes.

 

1926 – Pob. Wainer:

Límites: Lo Encalada, J. D. Cañas, Fernández Concha, E. Castillo Velasco.

N° de sitios: 52 – 60 lotes.

 

1928 – Pob. Elías de la Cruz:

Límites: J. D. Cañas, J. M. Infante, Dublé Almeyda, Capitán Fuentes.

N° de sitios: 90 lotes.

 

1929 – Pob. Villaseca:

Límites: C. Errázuriz, Los Jazmines, Av. Grecia, O. Orrego.

N° de sitios: 83 lotes.

 

1936 – Pob. Óscar Navarro:

Límites: C. Errázuriz, Rep. De Israel,  Suárez Mujica, Los Jazmines.

N° de sitios: 42 lotes.

 

1939 – Pob. Suárez Mujica:

Límites: C. Errázuriz, C. Covarrubias, Av. Grecia, E. Donoso.

N° de sitios: 71 lotes.

 

1939 – Pob. Jorge Hirmas:

Límites: C. Covarrubias, entre J. D. Cañas y C. Errázuriz.

N° de sitios: 23 lotes.

 

1950 – Pob. Ñuñoa:

Límites: Suárez Mujica, Salvador, Av. Sur, Lo Encalada.

N° de sitios: 360 viviendas (bloques).

 

1964 – Pob. Parque Irarrázaval:

Límites: Matta Oriente, Irarrázaval, Lo Encalada.

N° de sitios: —-

 

1964 – Pob. Villa Grecia I:

Límites: P. de Valdivia, Av. Grecia, Suárez Mujica, Villoslava.

N° de sitios: 81 viviendas.

 

1977 – Pob. Nueva Ñuñoa:

Límites: Dublé Almeyda, O. Orrego, Rep. de Israel.

N° de sitios: 54 dptos.